ARM: una revolución para los servidores dedicados y el cloud

La arquitectura ARM, que durante años ha sido sinónimo de dispositivos móviles, está dando un salto trascendental hacia nuevos horizontes. Los datos recientes demuestran una tendencia creciente hacia la adopción de ARM en otras áreas, desafiando las nociones tradicionales sobre dónde y cómo se puede utilizar esta arquitectura.

De acuerdo con las últimas estadísticas, más del 12% de los PC vendidos en el mercado actual están basados en ARM, destacándose especialmente los Macs de Apple. Pero quizás lo más revelador es que más del 10% de los servidores a nivel global ya utilizan ARM. La mayoría de estos servidores se encuentran en las granjas de Amazon, representando el 50%, y en diversas compañías chinas que suman un 40%.

Amazon no solo ha mostrado interés en esta arquitectura para sus servidores, sino que ha sumergido sus manos profundamente en el mundo de la tecnología con AWS (Amazon Web Services) y la creación de hardware especializado a través de su división Annapurna Labs. Precisamente, dentro de esta división han desarrollado chips basados en ARM denominados Graviton, que están revolucionando la infraestructura de sus centros de datos.

Sin embargo, la exploración y adopción de ARM no se limita solo a las grandes corporaciones. En una entrevista exclusiva con David Carrero Fernández-Baillo, cofundador de Stackscale e inversor en tecnología, pudimos descubrir que la tendencia hacia ARM no se está pasando por alto en otros sectores. Nos comentó que muchos proveedores de infraestructura y servicios de cloud privado están trabajando activamente en la integración y adopción de ARM en sus respectivos servicios y productos. Estas acciones subrayan la versatilidad y potencial de ARM más allá de los móviles.

El movimiento hacia ARM en el mundo de los servidores parece ser solo el comienzo de una transformación más amplia en el panorama tecnológico. A medida que empresas como Google y Microsoft planean cambiar sus granjas de servidores a ARM en los próximos años, y gigantes tecnológicos como Apple, Amazon, Samsung, Nvidia e Intel muestran interés en invertir en ARM, es evidente que esta arquitectura tiene un futuro brillante por delante.

En conclusión, ARM ya no es solo un nombre asociado con smartphones y tabletas. Su avance en el mundo de los servidores y PC es una prueba clara de su capacidad para adaptarse y dominar en diversos nichos del mercado tecnológico. Con cada adopción y adaptación, ARM está redefiniendo las reglas del juego y mostrando que es una fuerza con la que hay que contar en el futuro de la tecnología.

– patrocinadores –

– patrocinadores –

Noticias destacadas

– patrocinadores –

Scroll al inicio